Indice de Contenidos del Manual

Capítulo 1 | Anatomía
Capítulo 2 | Patología
Capítulo 3 | La admisión
Capítulo 4 | Preparación de la cirugía
Capítulo 5 | Entorno quirúrgico
Capítulo 6 | Acto quirúrgico
Capítulo 7 | Casos especiales y maniobras adicionales
Capítulo 8 | Complicaciones quirúrgicas
Capítulo 9 | El postoperatorio
Apéndices


 

Capítulo 1 |  Anatomía

Como toda cirugía, la cirugía de catarata está sujeta a las condiciones anatómicas: el protocolo se enfoca no solo en el objetivo quirúrgico sino también en aquello que es conveniente dentro de lo que es físicamente posible.La anatomía de cada ojo en particular puede modificar enormemente el protocolo quirúrgico y forzarnos a tomar un curso de acción y no otro.
Es necesario entonces hacer una breve consideración de la anatomía ocular desde el punto de vista de la cirugía; obviamente no pretendemos aquí un tratado de anatomía completo, sino un breviario de los aspectos anatómicamente significativos para la comprensión del acto quirúrgico. volver

Capítulo 2 | Patología

La catarata se puede definir como la pérdida de transparencia del cristalino. Esta alteración en la transparencia se debe principalmente al reacomodamiento de las proteínas dentro del cristalino. Bajo esta patología, las proteínas del ojo pierden la distancia intermolecular necesaria para conservar su transparencia.
La catarata puede existir raramente desde el nacimiento o –por regla general– desarrollarse con el correr de los años, porque las proteínas se van quebrando y perdiendo solubilidad. Este cambio lento en la estructura interna del cristalino genera también un cambio en su tonalidad; el cristalino se va tornando de un color amarillento y evoluciona hasta el bronce dorado con el paso del tiempo. No todas las cataratas son iguales. Existen grados de opacidad, de dureza y diferentes grados de color. Se las clasifica según estos parámetros por contrastación y graduación. Esta información nos permite conocer de antemano diversas características estructurales del cristalino que nos condicionarán a la hora de determinar la mecánica quirúrgica: una catarata blanda y una catarata dura responden de diferente manera al facoemulsificador, requieren diferente tiempo de cirugía y hacen que el cirujano prefiera ciertas técnicas sobre otras.
En este capítulo explicaremos la clasificación de la catarata por tres métodos diferentes: el primero sólo por tipo de opacidad de acuerdo con la última clasificación reconocida mundialmente, luego se la clasificará de acuerdo con su etiología y por último se escribirán síndromes y situaciones que tienen especial significación para la cirugía.
volver

 Capítulo 3 | La admisión

La admisión del paciente es un punto clave: es el inicio de nuestro protocolo. Aquí comienza el trayecto hacia el diagnóstico, instancia en la cual es importante contar con el paciente como un aliado. La cantidad y la calidad de información obtenida en el proceso de admisión y la primera consulta constituyen la base sobre la cual se construye el diagnóstico y los supuestos que se darán por sentado durante todo el preoperatorio. Como regla general, cuanto más antiguo sea un error más fuertemente se instalará en una estructura protocolizada; las omisiones durante la admisión probablemente requerirán un enorme esfuerzo para no convertirse en complicaciones intraoperatorias. volver

Capítulo 4 | Preparación de la cirugía

En el preoperatorio transcurren dos historias paralelas. Mientras el paciente pasa por un período de preparación médica, física y emocional para la cirugía, el cirujano hace lo propio al tiempo que prepara el equipo de profesionales y la tecnología necesaria para retener el control durante el acto quirúrgico. Estas situaciones preliminares –la del paciente, la del cirujano y la del entorno en el que se reunirán– son el camino hacia el acto quirúrgico en el que muchas veces el éxito de la intervención se asegura o se compromete seriamente.volver

 

Capítulo 5 | Entorno quirúrgico

La última de las etapas previas al acto quirúrgico es la arquitectura del entorno. El cirujano ya ha analizado y diagnosticado al paciente, lo ha preparado para la cirugía, está él mismo preparado técnica y personalmente para intervenir. Ahora se prepara el escenario en donde se reunirá con su paciente. El quirófano es su ambiente natural, en el que el jefe del equipo deberá retener en todo momento el control total de los recursos humanos y técnicos que lo rodean para poder concentrarse en tomar las decisiones adecuadas para el buen desarrollo de la cirugía.
En este capítulo explicaremos minuciosamente todos y cada uno de esos recursos. volver


Capítulo 6 | Acto quirúrgico

La cirugía de la catarata tiene por objeto extraer la lente original y reemplazarla por una lente artificial adecuada causando en el proceso el mínimo daño posible. Este es el objetivo primario de la cirugía. 
Desde el punto de vista del médico, nunca deben escatimarse esfuerzos para lograr el objetivo primario disminuyendo el grado de trauma tanto como sea posible. El criterio que define cuánto es un grado aceptable de trauma es un concepto dinámico: en la medida en que la técnica y el instrumental progresan, la invasión es menor. Análogamente, el paciente se acerca a la consulta cada día con expectativas más altas, en lo que respecta a lo traumático de la cirugía como a la calidad de la visión postquirúrgica. De ahí la importancia de llegar a este punto con un contrato de calidad claro y razonable. Hemos llegado a la instancia de capitalizar la escrupulosidad en el preoperatorio, y de pagar por todos los errores que podamos haber cometido. volver

Capítulo 7 | Casos especiales y maniobras adicionales

Este capítulo tiene dos partes: en la primera se describirán casos especiales que son síndromes que se reconocen en el preoperatorio y modifican o complementan el protocolo de la cirugía; la segunda parte será dedicada a describir maniobras quirúrgicas especiales que, si bien no formaron parte de la cirugía ideal descripta en el Capítulo 6 y no se consideran una complicación, forman parte de las herramientas que el cirujano debe conocer para evitar las complicaciones.volver

Capítulo 8 | Complicaciones quirúrgicas

 Toda circunstancia inesperada que nos aleje del curso ideal de la cirugía o que comprometa el alcance del objetivo primario –reemplazar la lente original por una artificial en beneficio del sistema óptico, causando en el proceso el menor trauma posible– será considerada como una complicación. No todas las complicaciones tienen el mismo grado de gravedad. Algunas solamente nos alejarán momentáneamente del mejor curso quirúrgico y nos forzarán a realizar maniobras para regresar a él. Estas serán complicaciones menores. Desgraciadamente hay complicaciones que implican la aplicación de trauma excesivo o innecesario. Aún cuando sean reparables en la mayor parte de los casos la cirugía ya no puede ser exitosa, puesto que se ha traicionado un objetivo primario. Estas son complicaciones mayores y su circunstancia debe evitarse por todos los medios.volver

 

Capítulo 9 | El postoperatorio

Como hemos visto al principio de este libro, todo el conjunto de la cirugía de la catarata consiste en dos instancias científicas, el preoperatorio y el postoperatorio, que rodean una instancia técnica: el acto quirúrgico en sí. Una vez finalizada la parte técnica de la cirugía, la evaluación y la vinculación entre un caso y otro, el análisis predictivo del desempeño del equipo quirúrgico y la documentación de los resultados son la etapa científica final. De su correcto desarrollo depende gran parte del progreso del cirujano durante su carrera, ya que de la evaluación de un caso surge la decisión sobre un caso posterior, como de la explicación se produce la predicción en términos generales del pensamiento científico.volver

 

Apéndices.

 

Apéndice A: Instrumental - Descripción detallada y recomendaciones sobre instrumenta. Detalle e imagenes de todos los insumos quirúrgicos y especiales, instrumental en desarrollo.

Apéndice B: Lentes intraoculares e inyectores. Descripción de los diferentes tipos de lentes e inyectores disponibles

Apéndice C: Consideraciones administrativas, legales y de gerenciamiento del servicio de salud. Responsabilidad civil. ética profesional. Diagnóstico exacto. Consentimiento informado. Modelos de paciente. Disclaimer. Material de difusión, modelos y explicación. Guión de explicación de riesgo quirúrgico. Calidad. Implementación y contrato de calidad.

Apéndice D: La migración. Migración hacia la facoemulsificación. Migración hacia la facorrefracción. Situarse profesionalmente en un curso migratorio para progresar. Conclusiones

Apéndice E: Documentación. Historia clínica. Seguimiento de casos. Seguridad de datos.

Apéndice F: Instrucciones para asistente de cirugía. Lista de comprobación para la clínica o sanatorio. Comentarios adicionales sobre la clínica o sanatorio.


Apéndice G: índice bibliográfico.

volver

Additional information