Cuando un paciente con cámara estrecha ya fue tratado con pilocarpina, iridectomías periféricas y demás tratamientos probadamente ineficientes para contener el bloqueo angular, la lensectomía se realiza en un ojo muy maltratado y es prácticamente una cirugía complicada, porque existen cuadros patológicos y traumáticos no asociados a la cámara estrecha sino al tratamiento de la misma.

En cambio, cuando uno puede realizar la lensectomía en un ojo que no ha recibido tratamiento alguno, la solución definitiva al riesgo de bloqueo angular (y en este caso, a los problemas de refracción: el paciente tenía 4 dioptrías de astigmatismo e hipermetropía) llega en un ojo que es un caso especial pero de ninguna manera una complicación.

La cirugía en un ojo especial es distinta desde el punto de vista técnico: las condiciones anatómicas nos fuerzan a trabajar de una determinada manera. Esto no quiere decir que sea una cirugía más difícil necesariamente, sino que se torna difícil si uno pretende seguir el mismo curso de acción que con una cámara de profundidad normal.

En estos casos, la incisión debe ser larga y estrecha, para evitar que el iris tienda a escaparse por la incisión principal todo el tiempo durante la cirugía. Son ojos abigarrados, superpoblados, en los que el único problema real es la falta de lugar. Mientras uno tenga esto en cuenta y entre en cámara anterior lejos del iris, ensanche el lado interno de la incisión para permitir recuperar movilidad en los instrumentos (claro, al ser más larga la incisión, el punto de pivote es más limitado) y sobre todo, muy por sobre todo, no ahorre viscoelástico en mantener la cámara permanentemente distendida y reponga el que se irá perdiendo constantemente, no es más que cualquier otra cirugía convencional. Uno sólo debe repetirse: "no hay lugar, no hay lugar", y todas las maniobras deben ser realizadas teniendo esto en mente: no hay lugar. Por ejemplo, la inserción de la lente implica agregar algo al sistema. Hay que hacerlo lentamente, porque una expulsión en este momento sin duda alguna destruirá la cámara posterior.

Mientras uno tenga en cuenta que es una cirugía un poco diferente, no será más que eso. Desde luego, si no hay lugar, el instrumental debe estar en su pico de refinamiento: mucho viscoelástico, soft shell para proteger el endotelio, tip nuevo, recordar, como en todos los casos, que los cuchilletes de un solo uso son eso: cuchilletes de un solo uso. Por fuera de esto, la cirugía es una facorrefractiva estándar, con implantación de lente multifocal tórica, y sin más detalles que un síndrome de Bell bastante molesto que obligó a retener el ojo con una pinza desde la contraabertura todo el tiempo.

 

Additional information