El bloqueo de Cionni es una complicación menor que se da principalmente en ojos miopes altos y vitrectomizados. Se trata de una reacción a la infusión que genera un aumento brusco de la profundidad de la cámara anterior acompañado de midriasis máxima y de dolor. De por sí no es una complicación grave porque cede espontáneamente en unos segundos, pero la aparición de dolor en escena hace que el cirujano tenga que extremar las precauciones en estos casos para prevenir que ocurra.

Afortunadamente, la maniobra para prevenirlo, e incluso para solucionarlo rápidamente si ya se hubiera dado el caso, es sencilla: basta con introducir por la contraabertura una espátula y levantar el borde pupilar para alejarlo del cristalino. Si la maniobra se realiza antes de conectar la infusión, el bloqueo nunca se produce. Si ya ocurrió, se desbloquea con la misma maniobra. El cirujano deberá estar atento al primer signo de bloqueo para evitar que la cirugía represente dolor para el paciente.

 

Additional information